Rosquillas caseras, jugosas y esponjosas

Cocina con Aníbal Rosquillas caseras
Las rosquillas son unos dulces tradicionales que en España suelen consumirse, fundamentalmente, durante la Semana Santa. En realidad son ideales para las meriendas de cualquier época del año y al estar elaboradas con ingredientes básicos, resultan de lo más económicas.

Éstas de elaboración casera salen esponjosas y jugosas. Así que anímate y prueba a hacerlas tú mismo, incluso en familia, ya que los más pequeños de la casa se lo pasarán en grande moldeándolas a su gusto y transformando las tradicionales rosquillas en sus personajes favoritos de ficción.

INGREDIENTES
- 150 gr. Azúcar (8 cucharadas)
- La piel de 1 Limón (Sin la parte blanca)
- 50 ml. Aceite de oliva suave o Aceite de girasol (6 cucharadas)
- 50 ml. Leche (6 cucharadas)
- 30 ml. Licor de Anís (3 cucharadas)
- 2 Huevos
- 1 sobre de Levadura en polvo
- 500 gr. Harina de repostería
- 1 Pellizco de Sal

1) Comenzamos moliendo, en una batidora o picadora, el azúcar con la piel de limón. Ahora añadimos y batimos el aceite, la leche, el anís y las dos yemas de huevo. Bate las claras a punto de nieve en un bol a parte, esto hará que las rosquillas estén más esponjosas.

2) Ahora mezclamos todo suavemente en el bol con las claras de huevo, incorporamos la levadura, poco a poco la harina -más o menos 500 gr.- y un pellizco de sal. Vas mezclando, con movimientos envolventes, hasta conseguir que la masa tenga cuerpo y pueda manipularse. Entonces es el momento de comenzar a amasar sobre la encimera, rociada con un poco de harina para evitar la adherencia de la masa. Ten en cuenta que cuanto más tratemos la masa más esponjoso será el resultado final. Una vez bien amasada, dejamos reposar tapada unos 20 minutos.

3) Una vez transcurrido este tiempo llegó el momento de darle forma a nuestras rosquillas. Así que simplemente vuelve a amasar y ve cortando trozos con los que hacer un rollo largo de un dedo de grosor. De aquí saca porciones de unos 8 centímetros de largo, hazlos pelotitas y ahueca el centro con el dedo para ir creando tu rosquilla.


4) Una vez que las tengas todas pones el aceite a calentar a fuego medio. No debe estar excesivamente fuerte porque si no se harán por fuera pero no por dentro. Las vas friendo hasta que estén doraditas y entonces las sacas, las escurres bien para que lleven el menor aceite posible y las dejar reposar en un papel de cocina para que suelten el aceite que les quede. Espolvorea, con las rosquillas aún calientes, azúcar glas o introdúcelas -por ambas caras- en una taza con azúcar normal.

Saldrán entre 35 y 40 riquísimas rosquillas.

OBSERVACIONES
- Si no tienes azúcar glas puedes hacerla tú mismo. Visita nuestro artículo sobre Trucos que te facilitan la vida. También te sugerimos que sigas nuestros consejos sobre Cómo hacer frituras perfectas para que las rosquillas te salgan lo menos aceitosas posible.

- Y si te sobran rosquillas, no te preocupes. Congélalas y cuando las saques estarán como recién hechas.

Si te gustaron estas rosquillas, también puede que te cautiven nuestras Torrijas caseras o estas monas y exquisitas Mini rosquillas de Alcalá.

14 comentarios :

  1. no es muy poco liquido para tanta harina^?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente que las hace más líquidas, lo que te permite usar esos aparatitos que venden de rosquillas. Un día las haré más líquidas. Estas salen con cuerpo, compactas, pero jugosas. Salen como en el vídeo.

      Eliminar
    2. Es que las hice ayer pero tras reposar, la masa no se dejaba amasar, es decir, estaba algo seca y al final no pudimos hacerlas con forma de rosco :(

      Eliminar
    3. Uff Juancho, no se que decirte. Yo las hago con esas cantidades y la verdad, sin problemas. Quizás las dejaste reposar demasiado. Quizás no tapaste la masa y se resecó más de la cuenta o quizás echaste algo más de harina. Si vuelves a animarte a hacerla inténtalo con menos harina. Y ya me dirás... y ánimo., que no todo sale a la primera.

      Eliminar
  2. salen buenisimas me encantan!!!! gracias

    ResponderEliminar
  3. Tengo un niño de 8 años que come fatal.Ha probado las rosquillas y le han encantado.Si fuera por el, se alimentaria solo de rosquillas.Gracias por esta receta, estan buenisimassss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, bueno, ya sabes con qué camelártelo. Gracias por tus palabras y sigue haciendo recetas nuevas, distintas a las tuyas habituales, lo mismo descubres alguna otra que le guste. Un saludo

      Eliminar
  4. Gracias por la receta. Hoy las hemos hecho entre mi marido y yo, porque son un curro considerable, y nos han salido muy buenas. Como incidencias, comentar que se ha equivocado y ha puesto un sobre de levadura de panadero y entonces lo que ha hecho es ponerle otro de la levadura qúimica normal, y aún así, la textura era muy buena. Y otra cosita, quedan perfectas pasandolas , una vez hechas, primero por un plato con azúcar glas y luego , con azúcar normal, se adhiere todo muy bién y la presentación es excelente. Un saludo des de Andorra

    ResponderEliminar
  5. Ayer las hice por la noche y están buenísimas, hoy también están buenas pero ya están más duras. Como puedo hacer para que se mantengan más tiempo tiernas??

    ResponderEliminar
  6. Evita que les de el aire. Guárdalas en una bolsita y ésta en una lata de galletas. Así se conservarán mejor.

    ResponderEliminar
  7. Yo las hice en una semana cinco veces y salieron riquisimas......gracias por la receta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, de nada... Me alegra saber que te han gustado

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...