Google+ Trucos que te facilitan la vida | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Trucos que te facilitan la vida

Azúcar glas
El azúcar glas o azúcar glasé no es más que azúcar pulverizada hasta tener consistencia de polvo. La solemos utilizar fundamentalmente en repostería y aunque puede adquirirse con facilidad, con esa misma facilidad la puedes elaborar tú mismo.

Para hacer que el azúcar termine siendo azúcar glas sólo necesitaremos molerla hasta que el grano desaparezca y se convierta el polvo. Te valdrá un molinillo, una picadora, la Thermomix... Sólo tienes que introducir una buena cantidad y molerla hasta lograr la consistencias deseada. Facil, ¿no?

Chafar los ajos
Chafar los ajos no es más que darle un golpe seco al diente de ajo entero para que reviente y suelte su jugo. Lo podemos hacer de diversas formas, una muy fácil es colocándolo en una tabla, sobre él ponemos, horizontalmente, la hoja de un cuchillo ancho o de un hacha y presionamos hasta que reviente. 

Moldes metálicos desmontables para tartas
Cuando haces una tarta con base de galleta y mantequilla en un molde desmontable metálico, a la hora de desmoldar todos los problemas que no tienes con los laterales, los tienes con la base. Y es que sueles apretar tanto para que quede firme la base de galleta que a la hora de sacarla es casi imposible, está totalmente pegada al fondo y pasas sudor y lágrimas para que no termine rompiéndose.

Cocina con Aníbal tiene un pequeño y efectivo truquito para desmoldar con total facilidad, haciendo a su vez que la limpieza sea mucho más cómoda. Consiste en forrar la base del molde con papel para hornear. Lo colocamos antes de montar el molde, con sobrante que quedará en la parte inferior, cerramos el molde y ya está. A la hora de desmoldar sólo tienes que abrir el herraje lateral, sacarlo con cuidado y ayudado del papel de hornear sobrante levantar la tarta y colocarla en un plato o bandeja.

Tamizar la harina
Tamizamos la harina para separarla, para darle más aire y conseguir así que los bizcochos o las magdalenas nos salgan más esponjosos. Ese es, básicamente, el beneficio que tiene.

Tamizamos echando la harina a través de un tamiz, que lo puedes adquirir en cualquier sitio. No es algo obligatorio, aunque sí recomendable. Ah, y si crees que el hecho de utilizar harina de repostería en vez de trigo te hace librarte del tamizado, olvídate, pues nada tiene que ver. Si quieres un bizcocho más esponjoso debes tamizar uses una u otra harina.

Si no tienes tamizador y no quieres comprarlo puedes utilizar un colador. Es algo más incómodo a la hora de utilizarlo con grandes cantidades pero la función es la misma, es decir, separa la harina, hace que deje de estar compactada.

¿Se te cortaron las natillas? Arréglalas en un minuto
Las natillas son un postre de lo más sencillo con un único inconveniente, que se te corten. Eso ocurre porque la temperatura es excesivamente elevada cuando las pones al fuego para que espesen. La solución es de lo más sencilla. Y es que únicamente tendrás que echarles un buen chorreón de leche fría y mezclarlas en la batidora. Verás cómo vuelve a tener una textura suave y compacta. Ya después la distribuyes en recipientes individuales, dejas enfriar y al frigorífico hasta el momento de consumir.

Para evitar que se corten también puedes añadir una cucharada de maizena a la mezcla de huevo y azúcar. El sabor no se nota, hace que espesen más fácilmente y que aguanten mejor el calor. Aquí te dejamos la receta de unas ricas Natillas caseras por si te animas a hacerlas.
Cocina con Anibal , Actualizado en: 21:24

2 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...