Google+ Tarta de obleas con Nutella | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Tarta de obleas con Nutella

Tarta de obleas con Nutella¿Quieres sorprender a tus invitados con una tarta y no se te da muy bien la cocina? ¿Te has comprometido en llevar una tarta a una fiesta y se te ha echado el tiempo encima? ¿Quieres hacer una tarta que le guste a todos y vuelva locos a lo más pequeños de la casa? Pues te proponemos una riquísima y sencillísima. No necesita de horno, de grandes dotes para la cocina o de excesivas materias primas. 

Solo precisas de dos ingredientes, tus manitas, maña para untar y un frigorífico para enfriar. Toma nota porque esta tarta con sabor a los 'Huesitos' Detodalavida la harás en más de una ocasión porque está para chuparse los dedos.

INGREDIENTES
- 12 Obleas
- 1 Bote de Nutella de 750 gr.

PREPARACIÓN
1) La elaboración de esta tarta en sencillísima. Solo necesitas de un poco de maña para que al untar la Nutella sobre las quebradizas obleas no termines rompiéndolas. 

Para empezar escoge 4 de las 12 que suelen venir en un paquete, que estén intactas, perfectas, sin ningún tipo de rotura. Las usaremos para la parte baja y superior de la tarta. Así la apariencia será casi perfecta. Del resto de obleas, si hay alguna rota, no te preocupes, porque con la crema de cacao quedan pegadas y la rotura pasa totalmente desapercibida. 

2) Bueno pues vamos a ponernos manos a la obra. Coloca una oblea de base y comienza a untar Nutella sobre su superficie. Puedes usar una pala de mantequilla o pescado, te facilitará bastante la tarea. 

Personalmente yo no las llenaría de demasiada crema, ten en cuenta que son 12 capas y al final tanta Nutella puede terminar por empalagar. Así que lo ideal es untar lo suficiente como para que las obleas queden pegadas, pero sin excesos para que no endulce demasiado ni se salga por lo bordes. Vamos algo raspadito pero sin racanerío. 

3) Una vez que tienes la primera oblea con Nutella, la cubres con una segunda que vuelves a untar. Y así repetidamente hasta gastarlas todas, crema debe quedarte en el tarro -en Cocina con Aníbal solemos gastar unos 600 gr-. En la última capa es en la que tendrás que poner más esmero para que te quede lo más lisa posible.

Decora con unas bolitas de chocolate y a la nevera. La tarta estará perfecta para degustar en una horita. Sírvela en cuñas o córtala a cuadraditos. Y si no la acabas de una tajada no te preocupes, la vuelves a guardar en el frigorífico y hasta acabarla. Dura 4 o 5 días sin reblandecerse un ápice la oblea. ¿Fácil, eh?

Por cierto, si eres de los que se pirran por los huesitos, puede que también te conquiste esta receta de Huesitos caseros.

Cocina con Anibal , Actualizado en: 9:07

2 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...