Google+ Bastoncitos de berenjena frita con miel | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Bastoncitos de berenjena frita con miel

Todo un clásico de la cocina española, berenjenas fritas bañadas con miel, pero cortadas en bastoncitos. Un plato ideal como entrante y para picar que desaparecerá nada más poner en la mesa.

Bastoncitos de berenjena frita con miel
INGREDIENTES
- 1 Berenjena grande
- Sal 
- Agua
- Harina
- Aceite de oliva
- Miel

PREPARACIÓN DE LAS BERENJENAS
1) Lavamos la berenjena y la cortamos en bastoncitos largos y cudraditos de un dedo de grosor. Colócalos en una superficie plana, sobre papel de cocina y rocíalos con sal. Esto ayudará a quitarles el amargor natural que acompaña a la berenjena. Se irá con el agua que, como verás, va soltando tras salarlos.

2) Transcurridos unos 15 minutos, los enjuagamos y dejamos escurrir mientras que preparamos un cuenco con agua, un plato con harina y abundante aceite de oliva en una sartén para freírlos.

3) Ahora lo que queda es ir haciendo la berenjena, de forma mecánica, en el siguiente orden. Cogemos un bastoncito, lo mojamos en el cuenco de agua -metemos y sacamos sin dejar que se empape-, lo enharinamos por todos sus lados -le damos pequeños golpecitos para que caiga la harina sobrante- y lo colocamos en un plato.

Encendemos el fuego a una potencia medianamente alta y cuando tengamos las suficientes berenjenas preparadas las echamos y freímos, teniendo en cuenta que se doren bien y que siempre se mantenga el aceite a la misma temperatura. Los sacamos y ponemos en un plato con papel de cocina para que suelten el aceite sobrante. Para que éste sea poco conviene ir sacándolos uno a uno.

4) Finalmente colocas y bañas con miel. También puedes colocar un cuenquecito con miel al lado para el que las prefiera solas o para el que necesite más dulzor.

OBSERVACIONES
- A la hora de freír, no sólo las berenjenas, sino también pescado, patatas... es fundamental que el aceite no baje bruscamente de temperatura una vez que se está friendo. Es decir, lo que no podemos hacer es poner el fuego a tope para terminar antes, echar las berenjenas a freír, y una vez que vemos que el aceite está demasiado caliente o que se nos están achicharrando, entonces bajar la temperatura, pues esto hará que se nos empape de aceite por dentro. 

Es fundamental que calcules la fuerza del fuego, según el grosor del alimento que vayamos a hacer, de manera que permanezca constante, se dore por fuera y se haga por dentro.
Si quieres más consejos sobre Cómo hacer frituras perfectas, pincha aquí.

Si prefieres las clásicas berenjenas cortadas en rodajas prueba unas súper crujientes acompañadas de Pedro Ximénez. Y si te queda alguna en el frigorífico, ¿por qué no hacer Croquetas de berenjena?
Cocina con Anibal , Actualizado en: 13:30

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...