Google+ Tarta de chocolate blanco y negro | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Tarta de chocolate blanco y negro

Una tarta de chocolate siempre es un acierto. Si mezcla chocolate blanco y negro, además de estar deliciosa, presenta un juego de colores irresistible para la vista

Tarta de chocolate blanco y negro
INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO 
- 4 Huevos
- 120 gr. Azúcar
- 1 cucharadita de azúcar vainillado
- 120 gr. Harina de repostería
- 1 Pellizco de Sal

INGREDIENTES PARA EL RELLENO
- 300 ml. Nata para montar
- 150 gr. Chocolate negro para fundir

INGREDIENTE PARA LA COBERTURA
- 75 gr. Chocolate blanco
- 15 gr. Mantequilla
- 1 cucharada de Leche
- 4 cucharaditas de azúcar glasé

PREPARACIÓN
1) El primer paso es hacer el relleno de nuestra tarta. Lo haremos poniendo en un cazo la nata y añadiendo el chocolate troceado. Mantén a fuego medio, moviendo constantemente, hasta que el chocolate esté totalmente fundido. Si ves que el fuego está demasiado fuerte bájalo un poco. Deja que se enfríe y reserva en el frigorífico un mínimo de 12 horas.

2) Ahora toca hacer el bizcocho base para nuestra tarta que, como ya lo hemos hecho en más de una ocasión, aquí te adjuntamos la receta.

3) Una vez reposado y frío el relleno toca montarlo. Lo hacemos con unas varillas, si son eléctricas te llevará en nada de tiempo. Una vez que tenga consistencia es hora de darle cuerpo a nuestra tarta. Así que divides el bizcocho por la mitad, lo rellenas con la crema de chocolate negro y comienzas a hacer la cobertura.

4) Derrite en un cazo el chocolate blanco con la mantequilla. Mezcla bien y añade la leche y el azúcar glasé. Una vez todo bien unido, apartas del fuego, esperas unos minutos a que se enfríe, aunque no demasiados, y cubres la tarta con el chocolate blanco. Decoras con virutas o canutillos de chocolate, ya sean caseros o comprados, y reservas en el frigorífico hasta el momento de servir.

Tarta de chocolate blanco y negro
OBSERVACIONES
Si no tuviste la precaución de hacer el relleno con antelación y pretendes degustarla esa misma tarde, siempre puedes hacer un pequeño truquillo. Empieza la receta exactamente igual, sólo que una vez que la crema esté tibia la metes en el congelador en vez del frigorífico. Eso hará que se enfríe mucho antes y podamos montarla un par de horas después. Ten en cuenta que si la crema no está bien fría no montará ni tendrá consistencia. Terminas cubriéndola y la metes en el frigorífico. Esa misma tarde estará perfecta para comerla.

Te proponemos otras tres recetas que unen bizcocho y chocolate: Mini magdalenas de chocolate, Tarta de nocilla y Bocaditos de chocolate blanco con orejones de albaricoque.
Cocina con Anibal , Actualizado en: 12:02

3 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...