Google+ Pollo al limón con toque oriental | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Pollo al limón con toque oriental

Pollo al limón con toque oriental
¿Has probado alguna vez el pollo al limón de los restaurantes chinos? Ligero rebozado de una pechuga de pollo bien frita y bañada con una salsa de limón que sorprende por su toque dulce y ciertamente ácido. Pues Cocina con Aníbal te muestra cómo prepararla en casa de manera fácil y rápida

INGREDIENTES
- 1 Pechuga de Pollo grande
- Sal
- Vino blanco
- Pimienta molida
- Glutamato monosódico
- 2 cucharadas de Harina
- Agua
- Aceite
- 1 cucharón de Caldo
- 1 Limón grande
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 cucharadita de Harina de maíz

PREPARACIÓN
1) Empezamos fileteando la pechuga de pollo diagonalmente para conseguir unos 8 filetitos. Le añadimos sal, un poco de vino blanco, pimienta molida y una pizca de glutamato monosódico; y dejamos macerar unos minutos.

2) Seguidamente vamos a preparar un rebozado ligero con harina y agua. Así que echa la harina en un bol, agrega agua y ve moviendo hasta conseguir un rebozado fino, tirando a líquido, nada de espeso o pastoso. Metemos los filetitos de pollo, los escurrimos bien y a freír en una sartén con aceite bien caliente. Una vez fritos los sacas, los dejas escurrir sobre un papel de cocina para que pierdan el posible exceso de aceite y lo colocas sobre el plato o bandeja que vayas a llevar a la mesa.

3) Ahora vamos a hacer la salsa de limón, que deberemos preparar simultáneamente, es decir, mientras se está friendo el pollo; pues lo ideal es comerlo todo bien caliente. Así que echamos en un wok o sartén un chorrito de aceite, un cucharón de caldo -sustitúyelo por uno de agua en caso de no tener hecho-, el zumo de 1/2 limón, sal, pimienta molida al gusto, el azúcar y una pizca más de glutamato. Removemos bien y agregamos, finalmente, la harina de maíz, antes disuelta en un poco de caldo o agua para que al ponerla al fuego no cree grumos. 

Movemos constantemente y cuando veamos que la salsa ha adquirido espesor y cuerpo, lo hará en unos minutos, la echamos sobre el pollo. Rematamos con unas rodajas de limón, a modo de decoración, y lo llevamos a la mesa bien caliente.

OBSERVACIONES
- El glutamato monosódico es una sal, potenciadora del sabor, muy utilizada en la cocina oriental. Suele utilizarse en pequeñas cantidades. Aquí concretamente necesitaremos una pizca, así que si no tienes, puedes obviarlo directamente.

- Para que una salsa tenga consistencia y buen sabor es conveniente hacerla con una base de caldo. Y aunque siempre puedes añadir simplemente agua o incluso hacerlo sobre la marcha con una pastilla de caldo, aquí te dejo dos sugerencias que darán un sabor más casero a tu salsa: Caldo de pollo y Sopa casera fondo de armario.

Cocina con Anibal , Actualizado en: 8:22

1 comentario :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...