Google+ San jacobo, crujiente bocado con corazón de jamón y queso | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

San jacobo, crujiente bocado con corazón de jamón y queso

Fritura por excelencia que durante años ha conquistado el estómago de  los más pequeños por la combinación de dos ingredientes muy básicos que suelen encantar a todos, el queso y el jamón de york. Son muy fáciles de hacer y de lo más socorridos

Cocina con Aníbal San jacobos
INGREDIENTES (4 unidades)
- 8 lonchas cuadradas de Jamón York
- 8 lonchas de Queso que funda fácilmente
- 2 Huevos
- Pan rallado
- Aceite

PREPARACIÓN
1) La elaboración de los san jacobos es de lo más básica y sencilla. Empezamos poniendo una loncha de jamón york -deben ser gruesitas- y encima colocamos centrada dos de queso -que deberían ser un poco más pequeñas que las de jamón para facilitar el sellado y para no correr el riesgo de que al freír se salga por los lados.

2) Seguidamente batimos los huevos en un plato. Con una brocha de cocina embadurnamos los bordes de la loncha de york que tenemos como base y justo después colocamos encima una segunda loncha de jamón. Bueno pues ya tenemos montado y bien sellado -gracias al huevo de los bordes- nuestro san jacobo. Ahora deberemos hacer lo mismo con los tres restantes.

3) Una vez que tengamos todos los san jacobos introducimos el primero con mucho cuidado y ayudado de un tenedor en el huevo batido, luego lo pasamos por el pan rallado -presionando bien los bordes para que sellen correctamente-. Ahora lo pasas una segunda vez por huevo para hacerlo más consistentes y una vez más por el pan rallado. Aprietas, espolvoreas el pan sobrante y reservas. Así deberás hacer con todos.

Finalmente sólo queda calentar el aceite justo antes de llevarlos a la mesa y freírlos. Sigue nuestros consejos de Cómo hacer frituras perfectas para que te salgan bien crujientes. Verás lo rico y sabrosos que te quedan.

OBSERVACIONES
- Hemos pasado cada san jacobo por una doble capa de huevo y pan rallado para conseguir consistencia y asegurarnos que no se salga el queso; y aunque es conveniente hacerlo, si lo sellas bien y no quieres tanto pan rallado, con una vez que lo pases puede ser suficiente. 

- No importa que tipo de queso utilices, únicamente debes tener en cuenta que debe ser cremoso y fundirse con facilidad. Ideal son las lonchas finas que venden para los sandwiches, como los tranchetes.

- Como ya estás puesto, también puedes aprovechar para hacer algunos más y congelarlos directamente. Después únicamente deberás sacarlos y directamente meterlos al fuego, esto soluciona mucho la verdad.

Si quieres seguir probando frituras, te aconsejo los Bastoncitos de queso fresco con ajonjolí,  las croquetas de berenjena o unos flamenquines cordobeses.
Cocina con Anibal , Actualizado en: 18:48

2 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...