Saladitos, un entrante barato e ideal para todo tipo de fiestas


No hay cadena de supermercados que se precie que no tenga en sus estanterías, junto al pan, unos saladitos de los más variados sabores. Son pequeños, fáciles de comer y muy económicos. Te sirven para cenitas ligeras, como entrantes, para meriendas... pero principalmente son super recurridos para todo tipo de celebraciones, desde cumpleaños, a un catering frío con amigos.

El problema que tienen muchos de estos saladitos prefabricados, no todos, es que por muy diversa variedad de sabores que haya, todos suelen saber igual. El fallo, creo yo, es que tienen poco relleno o quizás que éste es demasiado industrial.

Por este motivo y porque en realidad son muy fáciles de hacer en casa, en Cocina con Aníbal os proponemos tres tipos de saladitos caseros. Y aunque para que el trabajo sea lo más sencillo posible compraremos masa de hojaldre ya hecha, el relleno será propio. Pruébalos y verás como por unos 3€ y casi nada de trabajo consigues unos 20 saladitos super crujientes y llenos de sabor que gustarán a todos.

Los que os proponemos aquí son de sabores básicos, ideales para fiestas de críos, pues los ingredientes suelen encantarles, aunque los no tan niños seguro que terminan devorándolos.

· Saladitos de jamón york y queso
· Saladitos de atún
· Saladitos de salchicha

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...